Idiomas

Bica Utila


La Asociación para la Conservación Ecológica de las Islas de la Bahía (BICA) es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, fundada en 1991 por los habitantes de las Islas de la Bahía para iniciar y coordinar esfuerzos para la protección de los frágiles recursos naturales de la Isla. Las operaciones y proyectos de BICA son financiados a través del apoyo de individuos de la localidad, negocios y agencias nacionales e interna-cionales. BICA consta con dos oficinas regionales – una en Roatán y la otra en Utila.

Utila

Utila es la isla más pequeña de las Islas de la Bahía, ubicada al norte de la costa norte de Honduras. Es un paraíso tropi-cal con exuberante vegetación, rodeada de espectaculares arrecifes coralinos y agua azul cristalina; con una población de alrededor de 7,000 habitantes. Existen numerosas especies de plantas y animales pero su am-biente natural es frágil y el crecimiento de la población y del turismo está dejando una huella muy marcada. Utila necesita el esfuerzo coordinado de la población y de la comuni-dad internacional para preservar ese gran tesoro para las generaciones futuras.

Desde su fundación, BICA Utila ha sido un instrumento para el inicio de muchos proyectos de conservación: Manejo del Refugio de Vida Silvestre y Reserva Marina de Turtle Harbour, protección de las tortugas marítimas, protección de arrecifes coralinos a través de la instalación de boyas, primera recolección de basura en la isla, limpieza de la playa, educación ambiental en las escuelas locales, desarrollo de códigos de conducta para los buceadores, monitoreo del tiburón ballena, etc. Durante su larga y memorable historia, BICA Utila ha venido trabajando con muchas organizaciones locales e internacionales para la protección de los recursos de la isla, particularmente los arrecifes. Al mismo tiempo BICA ha prestado ayuda a los trabajos de muchos estudiantes e investigadores que visitan la isla. Pero, la tarea principal de BICA es y siempre ha sido el trabajo con la comunidad local para la protección de ese pequeño pedazo de paraíso para asegurar que las futuras generaciones puedan gozar y sacarle provecho a sus recursos naturales.